19 Abril 2022, 21:35
Actualizado 19 Abril 2022, 21:35

La victoria del Cáceres contra el Prat tuvo nombre propio: Carlos Toledo. Y es que fue el máximo anotador verdinegro en el partido. Un partido que no fue uno más para él: cumplía cien encuentros en el equipo cacereño. Y es que el alero se ha convertido en una pieza fundamental para Roberto Blanco en la que es su tercera etapa en el club. Una trayectoria que incluye, por cierto, el ansiado ascenso a LEB Oro en 2015. Toledo regresaba al club en agosto, una decisión que le ha permitido hacer historia. 

Logro del que el cartagenero se muestra "muy feliz y orgulloso". Y es que asegura que se siente "un cacereño más", siendo su equipo "el primer sitio donde salí de mi casa para empezar a crecer". Un centenar de partidos con innumerables recuerdos, si bien el más especial para él es el ascenso a la segunda categoría del baloncesto nacional hace ya casi siete años: "fue un día increíble, con el pabellón lleno, una alegría para la ciudad y el club", afirma. "Fue un partido chulísimo, se me ha quedado grabado para siempre", asegura. 

Comentarios