11 Abril 2022, 21:50
Actualizado 11 Abril 2022, 21:50

El pasado sábado, el equipo juvenil del Diocesano cumplía un auténtico sueño tras una dura temporada de trabajo: ascendían a la máxima categoría. Comandando el equipo estaba su capitán, Carlos Ciriero. Empezaba un fin de semana inigualable para el club colegial cuyo equipo senior conseguía al día siguiente un ascenso histórico a Segunda Federación. Logro en el que también ha sido partícipe el propio Carlos jugando tres partidos con los suyos en Tercera. 

Días muy especiales para un jugador totalmente canterano: juega en el club desde prebenjamines. Una muestra más de la auténtica mina de talentos que no deja de nutrir al Diocesano, incluso en el banquillo: el propio Adolfo Senso entrenó al juvenil. Sin duda, dos ascensos inigualables para este joven de 17 años, pero eso sí, si tiene que elegir, lo tiene claro: "prefiriría jugar en División de Honor, porque es mi categoría y puedo jugar con equipos como el Real Madrid o el Atlético de Madrid". "Ha sido mi sueño desde chico jugar en esa categoría", indica.

 

Comentarios