18 Diciembre 2020, 8:39
Actualizado 18 Diciembre 2020, 08:39

La Copa demostró que de poco valen los pronósticos. Cuatro equipos extremeños disputaban la primera eliminatoria y ninguno ha sido capaz de pasar de ronda. De nada vale lo mostrado en liga. De nada vale el buen momento que pueda atravesar un equipo. Esta competición acaba dando sorpresas en todas y cada una de sus rondas. Dentro de los planes podría entrar la eliminación de un Coria que recibía en su estadio a un equipo de Segunda como el Oviedo. Pero en los partidos del jueves, Badajoz, Villanovense y Extremadura, partían a la par que sus rivales. Por plantilla, alguno con más opciones, pero de nada sirvió.

 

CD Badajoz

El equipo de Fernando Estévez llegaba a la Copa tocado por su derrota en liga con el eterno rival, el Mérida. La competición copera era una buena oportunidad para volver a coger la senda del triunfo, pero nada de eso.

Apostó el técnico por gran parte de los habituales. Hubo algunos cambios en el once y no resultó. Cuando mejor plantado estaba el equipo llegó el gol de Esnaider. Un gol que dejó tocado al Badajoz.

Lo intentó el cuadro extremeño con ocasiones, pero sin suerte. Terminó el Navalcarnero defendiendo en su área, pero el gol no llegó. La tuvo Pablo Vázquez en el 92 y su disparo se marchó alto. Así terminó el sueño de una copa que la temporada pasada fue emocionante para los blanquinegros. Ahora, toca pensar en la liga. 

 

CF Villanovense

El equipo de Javier Álvarez de los Mozos quería disfrutar en la Copa. Ya lo está haciendo en liga y, la idea, era volver a gustarse en una competición que le ha regalado momentos imborrables en su historia.

Contra la Cultural Leonesa, el Villanovense tuvo la ocasión de ponerse por delante. Con empate a cero, penalti a favor, pero Julen no acertó. El error lo terminó pagando el equipo. Marcó Dioni en una contra poco antes del descanso.

En la reanudación, la Cultu dominó el partido y el Villanovense no pudo tener ocasiones claras hasta el tramo final. El empuje permitió a Cuero disponer de una ocasión sin suerte. El sueño de la Copa, tendrá que esperar una temporada más. 

 

Extremadura UD

La situación del conjunto azulgrana no es buena en liga. La Copa parecía la oportunidad perfecta para terminar el año de la mejor manera posible. Había razones para ser optimistas. Llegaba el Socuéllamos, rival del grupo en Segunda B, y el encuentro se disputaba en el Francisco de la Hera. De poco sirvió.

Los castellanomanchegos aparecieron en dos chispazos y cerraron el partido. El primero, con un golazo del futbolista extremeño Quique Domínguez. Era el minuto 31 y ya aparecieron los nervios.

Tras el descanso, lo intentó el equipo de Ruiz pero se encontró con otro gol del rival. En el 71, la sentencia. Morros hizo el cero a dos. Tan solo Rubén Mesa le metió algo de intensidad a los minutos finales cuando logró el 1-2. Fue un espejismo. Este Extremadura no está para mucho más. Toca esperar al 2021.

 

Comentarios