Olivenza (Badajoz)
27 Abril 2022, 21:43
Actualizado 27 Abril 2022, 21:43

El pasado domingo en Azuaga se despidió del fútbol un jugador mítico en Extremadura. Pekas, central de toda la vida del Olivenza, dejó el fútbol tras más de veinte años sobre el césped. El defensa era uno de esos centrales fuertes y difíciles de pasar que cualquier delantero temía encontrarse.

Pekas se marcha después de haber superado una lesión y con 17 partidos jugados en esta temporada. Un jugador que ha dedicado la mayor parte de su carrera al Olivenza al que ha conseguido mantener un año más en Tercera. Categoría en la que ha estado jugando desde 2014 con los colores azul y blanco.

Hoy deja el club de su vida y dice que lo que más va a echar de menos "son los entrenamientos". El día a día que se pierde, aunque le pide al que llegue a sustituirle que "no se consigue nada si no es con el trabajo y con el día a día en este club".

Temas

Comentarios