El valor de una papelera.
Lunes, 10 Junio 2013
10/06/13.- A menudo, la literatura nos sorprende cuando convierte en protagonistas de sus historias o de sus poemas a objetos cotidianos e insignificantes, asociados a la fealdad y a lo desagradable. Sin embargo, Rafael Morales, en su Cántico doloroso al cubo de la basura, es capaz de emocionarnos con sus últimos tres versos: "¡Oh!, viejo cubo sucio y resignado,/ desde tu corazón la pena envía/ el llanto de lo humilde y lo olvidado". Esta semana, partimos de LA PAPELERA para terminar conversando con el club de lectura de Lobón de las cuestiones fundamentales del hombre: los sentimientos, las injusticias y la vida.