16 Agosto 2020, 11:09
Actualizado 16 Agosto 2020, 11:11

El centro budista impulsado por la Fundación Lumbini Garden en la capital cacereña se ubicará a medio camino entre Cáceres y Valdesalor, muy cerca del CEFOT, en el cerro Arropez, en una única finca municipal donde contará con 101 hectáreas de terreno para instalar, entre otros espacios, la gran estatua de Buda de unos 60 metros de altura.

Así lo ha desvelado este domingo en nota de prensa el Ayuntamiento de Cáceres, que asegura que ya trabaja sobre la finca para la construcción del complejo.

Además de la estatua, el centro, que contará con reliquias de Buda, aportadas por el Gobierno de Nepal, albergará las embajadas de las principales ciudades budistas orientales y un centro de meditación, entre otros lugares.

Un monasterio con las celdas de meditación para los monjes, jardines y un centro universitario asociado al país asiático en el que tomen contacto estudiantes de Asia y Occidente, según desvelaron los promotores, son otros de los espacios previstos.

El concejal de Urbanismo, José Ramón Bello, ha informado de que algunas de las características que ha hecho que el Ayuntamiento apueste por esta propiedad municipal son “las buenas comunicaciones, un entorno medioambiental degradado pero susceptible de ser mejorado con esta propuesta de centro budista y una localización sin un impacto visual en la ciudad”.

Así, el Consistorio ha señalado que “continúa trabajando” para que la amistad iniciada entre las ciudades de Cáceres y Lumbini se siga “fortaleciendo” con la construcción futura del centro budista en su término municipal.

Un lugar, que según ha recordado Bello, “va a ser el punto de unión y reunión de todos los budistas de Europa, y que en este momento está siendo diseñado por un equipo multidisciplinar de técnicos y técnicas tanto nepalíes como españolas”.

Texto: EFE
 

 

Comentarios