9 Enero 2021, 16:45
Actualizado 9 Enero 2021, 21:21

Ocho localidades más se suman este sábado a la lista de municipios, mayores de 5.000 habitantes, que deben cerrar sus bares y tiendas de actividad no esencial por la alta incidencia del virus.

Son Mérida, Plasencia,  Arroyo de la Luz, Moraleja, Jerez de los Caballeros, Talavera la Real, Guareña y Trujillo. En todos, la incidencia acumulada a 14 días supera los 500 casos por cada 100.000 habitantes. Con ellos, son ya 24 (todas las grandes ciudades incluidas) los municipios que asumen estas restricciones.

Resignación ciudadana

La medida se prolongará, al menos, una semana. Sin embargo, según avanzó este viernes el Consejero de Sanidad, José María Vergeles, podría prorrogarse en caso de ser necesario. 

El objetivo es doblegar la curva de contagios, que no para de crecer. En Trujillo, por ejemplo, con los contagios notificados este viernes se acercan ya al medio centenar de casos activos. 

Los trujillanos aceptan las restricciones con resignación y la mayoría, también con la esperanza de que surtan efecto. 

Cacerolada en Plasencia

Peor lo están llevando los comerciantes y los autónomos. Al igual que ocurriera en Badajoz y Cáceres, los afectados en Plasencia han protagonizado una cacerolada para protestar por la medida. Afirman que supone 'la puntilla' para sus negocios y que muchos, se verán abocados al cierre. 

Comentarios