14 Enero 2022, 16:13
Actualizado 14 Enero 2022, 16:13

15.000 extremeños que recibieron la dosis de refuerzo contra la COVID-19  en Septiembre serán los primeros en ponerse la cuarta vacuna. El objetivo es claro: aumentar sus defensas ante una posible infección. Florenciano, Miguel y Toni son pacientes trasplantados que acogen de buen grado esta noticia puesto que  llevan meses viviendo con cierto miedo.

Será en febrero, cinco meses después del tercer pinchazo, cuando le inyecten el antídoto. Los pacientes oncológicos ya lo habían demandado. La presidenta de la AOEX, Isabel Rolán, asegura "que la cuarta dosis en necesaria y que más vale prevenir que curar". Dice Rolán que estos pacientes "tienen menos defensas para poder combatir la enfermedad".

El colectivos de personas con síndrome de  Down que tengan más de 40 años también se pondrán esta inyección, algo que sus familias aplauden. De momento será el único grupo en recibir cuatro pinchazo. Se les administraría Pfizer o Moderna
 

 

Comentarios