2 Enero 2022, 12:47
Actualizado 2 Enero 2022, 12:47

La variante omicron ha supuesto una auténtica sacudida en la evolución de la pandemia. Un "terremoto", como lo califica el reconocido virólogo de Esparragalejo, José Antonio López. La sexta ola ha traído un crecimiento vertiginoso de los casos que, de momento, no se refleja con la misma virulencia en las hospitalizaciones y en los fallecimientos.

"No sé si omicron es el principio del fin o el fin del principio, pero es un cambio de paradigma hacia una nueva realidad de la pandemia", explica López. Pocas regiones como Extremadura refleja ese cambio provocado por la nueva variante. Nuestra región es a la vez la séptima con mayor incidencia del país (la quinta con datos de la última semana) y la de menor ocupación hospitalaria.

Por eso, José Antonio López coincide con las voces autorizadas que, en los últimos días, piden acomodar los indicadores a las características de omicron: "Seguramente, en un futuro cercano dejaremos de contar casos y seguir todos los brotes y nos centraremos en lo importante, que es la presión hospitalaria", vaticina.

"No sé si omicron es el principio del fin o el fin del principio, pero es un cambio de paradigma hacia una nueva realidad de la pandemia"

La otra gran duda que genera omicron tiene que ver con la futura protección que nos brindará: ¿será positivo este contagio masivo para futuras variantes? López cree que sí: "Nos va a hacer fuertes frente a nuevas posibles variantes, nos pondrá en una situación ventajosa inmunológicamente hablando", asegura. Antes, no obstante, habrá que calibrar la factura final que dejan las decenas de miles de casos recientes detectados en la región en las hospitalizaciones y fallecimientos de enero y febrero.

En todo caso, "habrá un antes y después de omicron -explica José Antonio López-; ahora sí, entre contagiados con anticuerpos y vacunados habrá una inmunidad de rebaño que supere ampliamente el 90% de la población".

 

 

Comentarios