22 Julio 2021, 14:31
Actualizado 22 Julio 2021, 14:31

Agentes de la Guardia Civil han rescatado un perro mastín que estaba atrapado con una malla en un agujero, con síntomas de debilidad y deshidratación, tras haber caído desde un talud a dos metros de altura en una finca de Cañamero.

Una patrulla del puesto de dicha localidad se desplazó al lugar tras recibir una llamada de emergencia la Comandancia de Cáceres al no poder extraer al perro, de grandes dimensiones, las personas que se encontraban en la finca, según ha informado este jueves la Guardia Civil.

Los agentes se entrevistaron con las personas que allí se encontraban, que indicaron que el perro es de raza mastín y que no era propiedad de ninguno de ellos, y que debía pertenecer al propietario de alguna finca colindante. El perro lleva collar y aparenta estar bien cuidado, con un peso de unos 60 kilogramos.

Al parecer, el perro cayó de un talud de unos dos metros de altura, quedando atrapado por una malla y unas gavillas de metal que sujetan la pared de tierra del talud para evitar desprendimientos. Además, una hilera de troncos delante del animal impedía su extracción.

Así, los agentes se subieron encima de los troncos para ver el animal, que respiraba con dificultad y tenía síntomas de deshidratación por el tiempo que llevaba atrapado y las altas temperaturas de la zona.

Imagen del animal atrapado
Imagen del animal atrapado | Guardia Civil


Tras retirar los troncos y mover la malla metálica, intentaron que se moviese hasta donde se encontraban los agentes; sin embargo, fue imposible alcanzar el animal pues estaba agotado y no se movía, ha señalado la Benemérita.

Finalmente, cortaron parte de la malla que dificultaba el acceso y, tras acercarle un recipiente con agua, pudieron agarrarlo hacia una parte del terreno más accesible para su extracción.

Los agentes atendieron al animal con agua y comida, y localizaron al propietario del mismo, que llevaba varias horas buscándolo y se hizo cargo del mastín.

 

Comentarios