2 Septiembre 2021, 12:10
Actualizado 2 Septiembre 2021, 12:30

Parece mentira, pero aún a estas alturas de la película todavía no se conoce exactamente el mecanismo de la formación de los rayos, aunque se tienen claro algunos aspectos. 

Dentro de las nubes de tormenta se dan unas violentísimas corrientes de aire tanto ascendentes como descendentes. Éstas provocan que los cristales de hielo y las gotículas de agua que están en el interior de la nube cochen entre sí, cargándose eléctricamente. Este proceso físico es similar al que notamos cuando nos cepillamos el pelo.  

Llega un momento en que la carga eléctrica es tan alta que el aire no la puede soportar. Es lo que se conoce como potencial de ruptura y, consecuentemente, salta la chispa eléctrica que conocemos como rayo. 

@cextremadura

Así se forman los rayos ⚡️ ##aprendeentiktok ##ciencia ##meteo

♬ Quirky - Oleg Kirilkov

Una forma de ilustrarlo es con la máquina de Wimshurst, un inventor, ingeniero y carpintero de barcos inglés que vivió entre 1832 y 1903. Consta de dos círculos pivotantes sobre un eje en los que están incrustadas unas láminas metálicas (generalmente de aluminio). En contacto a ellas, unas escobillas de otro metal distinto y muy conductor, como es el cobre, y que van a parar a unos condensadores. Los dos discos están conectados con una manivela y con unas correas que hacen que giren en sentido puesto.  

Una vez que se acciona el manubrio, los discos giran y la máquina empieza a generar cargas eléctricas que van a parar a los condensadores. Y, como decíamos al principio, una vez que éstos tienen la carga suficiente para superar el potencial de ruptura de la atmósfera, salta la chispa.  

Más Información
Imagen

El origen de los rayos, a punto de ser desvelado

Imagen

No todos los rayos son iguales

Imagen
my image

Festival de rayos

Temas
 

Comentarios