11 Noviembre 2021, 18:30
Actualizado 11 Noviembre 2021, 18:25

Lleva varios días merodeando por el entorno de las Baleares y no tiene mucha pinta de moverse en las próximas horas. La borrasca Blas deja más de 300l/m2 en algunas estaciones del archipiélago y titubea en convertirse en medicane en las próximas horas. 

La AEMet bautizó a este centro de bajas presiones con este nombre que, a los que tenemos una edad mediana, nos retrotrae a ese simpático muñeco amarillo, cejijunto y de carácter áspero. Y lo hizo porque los vientos previstos podrían suponer un peligro para las actividades al aire libre. Por ahora, la racha más significativa es de 93km/h alcanzados ayer a las 15:30h en Buñola, a los pies de la sierra de la Tramontana.  

previ
La borrasca Blas, en la tarde del miércoles.

Los que sí llaman la atención son los acumulados de lluvia. En tres días en Son Torella se han totalizado 350l/m2, lo que suele caer en todo en un año con zonas como La Serena. En Buñola los pluviómetros han acumulado hasta 230.  

Lo curioso es la evolución que Blas ha tenido. Como te he comentado, se formó como una borrasca al uso: con su núcleo frío en altura, sus frentes asociados, y demás. Todo bien y de dentro de lo habitual. Sin embargo, a estas alturas de su vida ya tenía que estar agonizando. Sin frentes que lo alimenten (ya están en fase de oclusión, representado por colores morados), de buenas a primeras es el calor que se libera por la condensación del vapor de agua su fuente de suministro, a modo de huracán. Es por ello que en las últimas horas la comunidad científica está más pendiente de él. Hablaríamos de un proceso de tropicalización, convirtiéndose en un medicane, algo muy poco usual en el Mediterráneo. 

Para hacernos una idea: las borrascas toman su energía por la diferencia de temperatura de los frentes frío y cálido. Ahora Blas no tiene estos frentes, pero ha conseguido alimentarse de la energía liberada por las tormentas, como ocurre con los huracanes y los tifones. Esto es la novedad.  

previ
Acumulados de lluvia en la jornada del miércoles, según AEMet.

No es la primera vez que se observa este tipo de comportamiento, pero sí que parece ser que se está viendo cada vez de manera más frecuente. Según los expertos, la tendencia al alza de la temperatura en las aguas superficiales del Mediterráneo debido al cambio climático antrópico puede hacer que estos eventos se vayan volviendo cada vez más habituales. 

Por ahora Blas tiene ese ramalazo tropical, pero no del todo, en un “quiero, pero no puedo”. Increíblemente seguirá rondando el Mediterráneo occidental durante varias jornadas más (los modelos apuestan hasta inicio de la próxima semana), dejando fuertes lluvias no sólo en las Baleares, sino también en la costa norte de África, oleaje intenso y rachas de viento próximas a los 100km/h.   

La atmósfera no deja de sorprenderos en los últimos años con fenómenos cada vez más extraños. Un síntoma, sin duda alguna, del trastorno que hemos provocado los humanos en sólo siglo y medio.

Más Información
Imagen

¿Qué es un medicán?

Imagen

Predecir lluvias fuertes a más de 3 semanas, cada vez más cerca

Imagen
Jesús Teniente sobre la Cumbre del Clima
my image

¿Qué se trata en la Cumbre del Clima?

 

Comentarios