30 Diciembre 2020, 19:07
Actualizado 30 Diciembre 2020, 19:25

El fin de año en Portugal se celebrará en casa. Después de la relajación en las normas durante el periodo de Navidad, se vuelven a endurecer para fin de año y el primer fin de semana del año nuevo. 

La noche del 31 de diciembre el toque de queda comenzará a las 11 de la noche, y los restaurantes tendrán que cerrar a las 22:30 horas. Además, están prohibidas las fiestas abiertas al público y en la calle no podrán reunirse más de 6 personas.

De viernes a domingo, las normas serán aun más duras. No está permitida la circulación entre municipios y no se puede estar en la vía pública después de las 13:00 horas, la misma hora en la que tienen que cerrar al público los establecimientos comerciales y restaurantes, que sólo funcionarán para entregas a domicilio. 

En esta ocasión las normas no se establecen por municipios con más o menos casos, son obligatorias en todo Portugal Continental. 

Normas establecidas por el gobierno portugués


 

Comentarios