21 Octubre 2021, 11:28
Actualizado 21 Octubre 2021, 14:53

La Fiscalía de Badajoz pide cinco años de prisión para un hombre por ofrecer a la alcaldesa de la localidad pacense de Acedera, Nadia Ruiz, de Izquierda Unida. Un dinero con el que, presuntamente, pretendía obtener una finca del municipio y para que le facilitara a su vez abrir un negocio, a lo que la primera edil se negó, hechos que se juzgarán en la sección de Mérida de la Audiencia provincial el próximo lunes.

Según el escrito de la Fiscalía pacense, al que ha tenido acceso Efe, el acusado aprovechó su condición de empresario de una sociedad constructora para dirigirse en octubre de 2015 en diversas ocasiones a la primera edil para que se le transfiriese “por cualquier medio o procedimiento” una finca de titularidad del Ayuntamiento para llevar a cabo un negocio propio.

Concretamente, el 2 de octubre de 2015 el inculpado contactó telefónicamente con Ruiz, donde además de referirse a diversas parcelas que habían recibido su tramitación administrativa correspondiente, también le solicitó si podía acelerar la entrega de las fincas, al ser “un tema tuyo y mío”.

El procesado “con un claro propósito de obtener facilidades en la adquisición” le ofreció un presente consistente “en un kilo”, al tiempo que le indicaba “haz la gestión como puedas, haz lo que sea, y ya si nos entendemos en el precio, antes de hacerlo yo te doy lo que tengo hablado”.

En una segunda ocasión, el 21 de octubre, el hombre se personó en el despacho de la alcaldesa para, con el mismo propósito, expresarle que le otorgara trato de favor para abrir un negocio (una pista de galgos, una discoteca de verano y un restaurante).

“Esa idea es la que tengo de montar ahí, pero que yo no puedo hacer eso ni comentárselo a nadie, yo eso te lo compro, ya te he dicho que te regalo un kilo y cuando estén firmadas las escrituras nos vamos, comemos, lo celebramos y te lo doy, te lo regalo", le expresó en la conversación.

"Yo eso te lo compro, ya te he dicho que te regalo un kilo y cuando estén firmadas las escrituras nos vamos, comemos, lo celebramos y te lo doy, te lo regalo"

"Aparte de lo que valga eso, yo te doy ese regalo, porque debo dártelo, porque vas a trabajar y a conseguir lo que yo quiero, y se acabó, no hay nada más", añadió.

Durante la conversación y ante la negativa de la primera edil -quien le indicó “yo en venta no estoy, ni voy a aceptar regalos de nadie, ni una triste botella de vino... se pedirán las valoraciones (técnicas) y después se valorará si esas tierras se pueden vender, pero siempre con todo el gobierno”-, el acusado insistió de manera persistente y reiterada en que le iba a dar un millón de pesetas si recibía el trato de favor.

“Yo en venta no estoy, ni voy a aceptar regalos de nadie, ni una triste botella de vino"

Pese a los reiterados ofrecimientos, la alcaldesa no aceptó cantidad alguna, ni inició ni ejecutó trámite administrativo en el sentido indicado por el empresario.

Por estos hechos la Fiscalía pide cinco años de prisión para el acusado, sobre quien no concurren circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal. 

Temas
 

Comentarios