1 Junio 2021, 12:30
Actualizado 1 Junio 2021, 18:03

La llegada de las primeras cerezas al supermercado marca el inicio del buen tiempo e indican que el verano ya está cerca. Y esta primavera la cereza marcha a buen ritmo. Las expectativas en el sector son muy buenas, a pesar de algunas complicaciones iniciales. Desde la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte calculan que en los próximos meses pasarán por sus instalaciones unas 20.000 toneladas de cerezas.

Y no solo se trata de cantidad de producción, sino que la calidad se prevé “espectacular”, tal y como ha explicado a ’La Besana en Verde’ Clara Prieto, la nueva presidenta de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte. “Ojalá siga así toda la temporada”, añade porque, si el tiempo acompaña, las cerezas van a tener una calidad extraordinaria.

El optimismo reina en este sector que el año pasado vio como su producción caía hasta un 50% debido a los factores climatológicos. Sin embargo, un invierno con suficientes horas de frío y una primavera sin temperaturas extremas ni exceso de lluvias ha provocado que los cerezos estén cargados de fruta.

El sector de la cereza es unos de los principales motores económicos del norte de Extremadura. De hecho, el 45% de la producción nacional de cereza procede de nuestra región . Mónica Tierno, de la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte, afirma que en la campaña de la cereza pueden llegar a dar trabajo a unas “1.000 personas de la comarca y de otras zonas como La Vera, Plasencia o el Valle del Alagón”. Además, este año personas que se dedicaban a otros sectores como el de la hostelería o el turismo han encontrado en la cereza una oportunidad para incorporarse al mercado laboral.

Pero en la zona muchos de los agricultores que trabajan con las cerezas lo hacen por tradición familiar. Es el caso de Manuel Serrano, que es ya la cuarta generación de agricultores dedicados a esta fruta. O Luis Noel Leandro, que recoge la cosecha junto a su mujer y su hija. Ellos son dos ejemplos de todas las personas que viven de un cultivo que este año seguirá mirando al cielo para que se cumplan todas las expectativas.

 

Comentarios