168 horas: Soy friki (24/05/19)
Viernes, 24 Mayo 2019
Friki es una palabra que procede del inglés freak y que define a una persona que destaca por sus gustos o aficiones poco comunes. Mayo es su mes, el día 25 se celebra el día del Orgullo Friki coincidiendo con el aniversario del estreno de La Guerra de las Galaxias en 1977. En 168 horas recorremos la región para averiguar si los extremeños somos frikis. Visitaremos en Cáceres uno de los lugares de reunión de muchos frikis extremeños: el Halcón Milenario. Un restaurante en el que sirven comidas y bebidas que aparecen en muchas películas y series (Harry Potter, La Guerra de las Galaxias, Vikingos, Juego de Tronos…) y en el que también se puede jugar y celebrar encuentros temáticos. Conoceremos la faceta oculta de Leticia Antúnez, presentadora de deportes de Canal Extremadura Televisión. Es coleccionista de muñecas Barbie y cuenta ya con más de 250, muchas de serie limitada. Miles de personas se dedican a este tipo de coleccionismo y celebran convenciones anuales en diversas partes del mundo. En Torremejía se encuentra uno de los mayores coleccionistas del país de todo lo relacionado con la Guardia Civil. Cuanta con más de 6.000 objetos y ha convertido su casa en un museo en el que ha recreado incluso las estancias de un antiguo cuartel. María del Mar fabrica bebés reborn. Son muñecos realistas que se hacen de forma artesanal y cuya demanda ha crecido en los últimos años. La visitaremos en su casa de Arroyo de San Servan para que nos enseñe cómo se fabrica un muñeco de este tipo. Visitaremos en Don Benito la Biblioteca de Minas Dagor, una librería especializada en cómic y novela gráfica y charlaremos con su dueño, Miguel, sobre los nuevos frikis. En Montijo conoceremos a los miembros de Big Play, una curiosa asociación de dioramistas y coleccionistas de muñecos playmobil que recorren Extremadura con eventos y exposiciones.

Lo más visto

Imagen
my image

Última previsión meteorológica

Imagen
my image

La A43 extremeña: 20 años de una promesa incumplida

Imagen
Protesta en Casatejada.
my image

Casatejada no quiere perder su tren

Imagen
my image

Me llaman Picolo