Logrosán (Cáceres)
18 Octubre 2020, 15:49
Actualizado 18 Octubre 2020, 15:49

El Juzgado Penal número 1 de Cáceres ha condenado con 8.100 euros de multa a un técnico de rayos del centro de salud de Logrosán (Cáceres) por abusar de cinco pacientes. Todos ellos eran mujeres que, según declararon, no fueron conscientes de lo que sucedía hasta terminada la prueba ya que creían que lo que les pedía el técnico era necesario. Esto les provocó a continuación, crisis de ansiedad y la necesidad de tomar medicamentos.

Los hechos ocurrieron en los últimos meses del año 2018 y la sentencia recoge que el técnico les pedía que se desnudaran y que se quedaran solo con la ropa interior. Él aprovechaba esos momentos para tocarles en diferentes partes del cuerpo como pechos o glúteos.

El técnico deberá indemnizar a cada una de la víctimas con 1.620 euros y no podrá acercarse a ellas durante un año. Tampoco podrá ejercer durante seis meses.

Comentarios