Azuaga
14 Julio 2020, 12:11
Actualizado 14 Julio 2020, 12:11

La Guardia Civil ha investigado a un conductor que se grabó a sí mismo con un móvil cuando circulaba por una carretera de la provincia de Badajoz a más de 180 kilómetros por hora, el doble de lo permitido, y que colgó el vídeo en las redes sociales. La investigación comenzó a mediados del pasado mes de junio, a raíz de la denuncia de un ciudadano que aportó imágenes de un vídeo en el que se observaba la conducta peligrosa del conductor, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

El Grupo de Investigación y Análisis (GIAT) del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Extremadura, en coordinación con el Fiscal Delegado de Seguridad Vial de Badajoz, iniciaron un minucioso estudio de las imágenes y las pesquisas encaminadas a su localización como presunto autor de un delito contra la seguridad vial. Los agentes verificaron inicialmente el lugar de comisión de los hechos, concretamente en la carretera EX-311, a la altura del kilómetro 14, dentro del término municipal de Azuaga (Badajoz).

Por un carretera convencional a más de 180 km/h

Constataron que el conductor del vehículo circulaba a una velocidad de entre 181 y 188 km/hora, muy superior a la permitida para la vía que utilizaba, cuya limitación genérica es de 90. Además, se grabó al mismo tiempo con un dispositivo móvil mientras conducía con una mano, y posteriormente lo subió y difundió en las redes sociales.

Con el desarrollo de la investigación, el (GIAT) del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Extremadura averiguó la identidad del supuesto autor de la acción delictiva, un joven vecino de Azuaga. Los agentes le localizaron e instruyeron diligencias como investigado, por un delito contra la seguridad vial, al conducir un vehículo a motor a velocidad superior a la permitida reglamentariamente en vía interurbana, con el agravante de la conducta manifiestamente temeraria, al autograbarse con su dispositivo móvil.

Las diligencias han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Llerena.

Comentarios