11 Agosto 2020, 11:52
Actualizado 11 Agosto 2020, 11:52

La Diócesis de Coria-Cáceres cierra de forma preventiva, a partir de este martes, las residencias San Nicolás de Bari y La Inmaculada, de Coria, y Santa Isabel, de Torrejoncillo, de forma que no habrá visitas, ni salidas del centro, por parte de los residentes, ante el aumento de contagios y la movilidad de la población, muy alta en época de verano.

Residencias ya cerradas

Cierres que se suman al de la Residencia del Rosario en Cáceres, en este caso siguiendo las instrucciones del SEPAD, y la Residencia Nuestro Hogar, de Brozas, cerrada debido al brote de Navas del Madroño. Desde la Diócesis piden a la población que cumplan las recomendaciones sanitarias.

Francisco Manuel Delgado, técnico de apoyo de las Residencias Diocesanas, insiste además en que no bajemos la guardia "en aras al bienestar de nuestros mayores" y a la seguridad del personal de las residencias. Y agradece a los familiares de los usuarios "su paciencia y su comprensión".

La Diócesis mantendrá esta medida preventiva en función de la evolución de la pandemia y las recomendaciones y normas que dictaminen las autoridades competentes.

Comentarios