22 Agosto 2020, 21:02
Actualizado 22 Agosto 2020, 21:02

El aumento de casos derivados de celebraciones familiares como bodas, bautizos y comuniones, ha hecho saltar las alarmas sobre la necesidad de regular, aún más, estos eventos.

Este sábado, el sector estrena las nuevas medidas de prevención. Medidas similares a las impuestas al resto de establecimientos de restauración.

Entre ellas, restringir a un máximo de 10 personas los comensales que pueden estar en la misma mesa. Los platos, además, deben ser individuales. Pero antes, a la entrada de la celebración, se tomará la temperatura a todos los asistentes y se pondrá un punto de desinfección de manos.

Otra medida es la de limitar el horario de la celebración hasta la 1 de la mañana. Además, como ya estaba estipulado desde el final del estado de alarma, no se podrá habilitar la pista de baile.

Más Información
Imagen
Bodas con mascarillas

Bodas con toque de queda

Comentarios