31 Julio 2020, 12:37
Actualizado 31 Julio 2020, 12:36


Los bomberos forestales de Extremadura siguen con sus demandas laborales. Quieren estar a disposición de los vecinos de las zonas rurales en las que operan para intervenir ante cualquier emergencia, no sólo incendios. Unas funciones que ya les reconoce la ley de Gestión de Emergencias y Protección Civil pero que, de momento, no se les ha aplicado.

Reclaman más funciones y una formación adecuada para actuar ante todo tipo de contingencias porque como dice Diego Gallardo, delegado sindical de CC.OO. es "un trabajo muy exigente que requiere de una buena preparación". De ahí su lema "el fuego no es un juego".

Además quieren que todas esas competencias se recojan en una Estatuto de los Bomberos, y que éste sea el mismo para todas las Comunidades porque "los incendios no entienden de fronteras".

 

.
 

Comentarios