2 Agosto 2020, 10:58
Actualizado 2 Agosto 2020, 10:58

El Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometrístas aconseja no usar geles hidroalcohólicos para la desinfección de las manos antes de manipular las lentes de contacto. Advierten que los restos de alcohol en las lentillas, una vez colocada en el ojo, pueden causar lesiones.

Según explica a Canal Extremadura Radio, Gonzálo Carracedo, vicedecano de clínica de la Facultad de Óptica y Optometría de la UCM, "el alcohol de esos geles se queda impregnado en la yema de los dedos. Al manipular las lentes de contacto, se queda en ellas. Eso puede provocar irritaciones, rojeces en el ojo, picores o pequeñas heridas en el ojo".

"el alcohol de esos geles se queda impregnado en la yema de los dedos. Al manipular las lentes de contacto, puede provocar irritaciones o pequeñas heridas"

Por este motivo, para evitar cualquier infección ocular, aconseja "lavarse las manos únicamente con agua y jabón neutro". Tan importante como eso, recalca, es también mantener las lentillas en perfecto estado de conservación, y cambiar las soluciones líquidas que permiten su higiene, tras cada uso.

Síntomas compatibles con COVID-19

Además se aconseja extremar la higiene en el uso de lentes de contacto, porque las infecciones que ocasiona, son compatibles con síntomas que también pueden aparecer en caso de contagio por coronavirus. Se trata, por tanto, de evitar que nos llevemos un susto. Hablamos de conjuntivitis, ojos rojos o visión borrosa.

En cualquier caso, Carracedo aconseja ponerlo siempre en conocimiento del médico, para que valore si es oportuno realizar o no una prueba PCR. Del mismo modo, en caso de estar contagiado por COVID-19, desaconseja usar las lentes de contacto, para evitar la aparición de esas irritaciones oculares.
 

Comentarios