5 Septiembre 2021, 17:55
Actualizado 5 Septiembre 2021, 17:52

Las tormentas del arranque de septiembre han dejado patente que la atmósfera empieza a tener más movimiento. Precipitaciones puntuales y habituales a estas alturas del año que se repetirán la próxima semana. Y es que el mes de agosto llegaba a su fin y con él el verano climatológico, el que comprende los meses de junio, julio y agosto. Este periodo es usado para los análisis climatológicos y difiere en unos días del verano astronómico. Hasta el 22 de septiembre a las 21:21 horas no daremos oficialmente por finalizada esta estación. 

¿Cómo serán los próximos tres meses? 

Las previsiones estacionales para el próximo trimestre van en la misma línea que estaciones anteriores, con una clara tendencia a la disminución en la cantidad de precipitaciones y a temperaturas por encima de las habituales. 

Las previsiones de Aemet apuntan a un trimestre con mayor probabilidad de que sea cálido en todo el centro y sur peninsular, así como en el archipiélago balear. 

Previsión estacional de las temperaturas
Previsión estacional de las temperaturas. Fuente: Aemet.

En cuanto a las precipitaciones, los próximos tres meses serían probablemente más secos de lo habitual, sobre todo en la mitad oeste del país y en Canarias.  

 

Previsión estacional de las precipitaciones
Previsión estacional de las precipitaciones. Fuente: Aemet.

Aunque el otoño no es la estación más lluviosa en Extremadura, las precipitaciones de estos meses son necesarias no solo para el campo, también para la recarga de los embalses que llegan a esta época del año con las reservas cada vez más justas. 

¿Cómo ha sido el verano?

A falta del balance oficial de la estación por parte de Aemet en Extremadura, el verano se ha caracterizado por temperaturas por debajo de lo habitual en los meses de junio y julio. De hecho, hasta el 10 de julio no alcanzamos en la región los 40 grados.

Sin embargo, el mes de agosto sí nos ha dejado valores propios de la época, incluso hasta medio grado por encima de la media. La principal razón la podemos encontrar en la única ola de calor que nos ha afectado este verano y que tuvo lugar entre el 11 y el 15 de agosto con máximas generalizadas por encima de los 40 grados y picos de 44,9 grados en Jerez de los Caballeros y Navalmoral de la Mata.  

Si nos centramos en las precipitaciones, hemos tenido un poco de todo. Junio fue un mes muy húmedo, julio muy seco y agosto normal. Las precipitaciones han tenido un carácter tormentoso, en ocasiones acompañadas de granizo y con algunos acumulados destacables. Por ejemplo, Piornal acumuló en junio hasta 78 mm y en Plasencia el día 18 de ese mismo mes se acumularon 50,2 mm en solo una jornada. 

 Las lluvias de agosto también han tenido un carácter tormentoso, concentrándose principalmente en los últimos diez días. Precipitaciones, eso sí, con una distribución irregular. 

 

Comentarios