3 Mayo 2021, 15:39
Actualizado 3 Mayo 2021, 15:39

Han sido 3 meses, casi el mismo tiempo que durante el inicio de la pandemia hace un año, el tiempo en el que las fronteras entre España y Portugal han sido controladas en algunos puntos y cerradas en la mayoría de los pasos.

La apertura este sábado y la posibilidad de cruzarla por parte de los extremeños ha provocado que muchos acudieran a los restaurantes "sin reservas desde el viernes", que era la contestación cuando se llamaba el sábado por teléfono para ver si había una mesa disponible.

Para las tiendas del centro de Elvas el fin de semana no ha sido tan bueno. Han visto como se llenaba de gente, pero la mayoría paseando.

La gran diferencia la han vivido los restaurantes y las pastelerías, como 'La Paloma' en Elvas; según su gerente Natalia de Matos, "han venido este fin de semana entre 200 y 300 de españoles", un alivio para una empresa con 19 empleados porque "han sido tres meses muy duros". Entre los visitantes por las mañanas, los ciclistas, ya que es una parada habitual para los pacenses. "Los ciclistas ya son nuestros amigos", decía la gerente, que ha visto de nuevo la terraza llena de bicicletas. 

En la parte española, el sábado han acudido menos personas al ser  festivos, pero el domingo el mercadillo de Badajoz "estaba lleno de portugueses", nos decía una vecina, que después fue a la gasolinera "como todos", afirma. Hizo cola, pero puede ahorrar hasta 40 céntimos por litro. 

 

 

Más Información
Imagen

Portugal reabrirá la frontera con España el 1 de mayo

Imagen
my image

Se cancelan las fiestas de San Juan en Évora

Imagen
my image

Desaparece el Servicio de Extranjeros y Fronteras en Portugal

 

Comentarios