29 Junio 2020, 12:00
Actualizado 29 Junio 2020, 12:00

Llega el verano y con él, el calor y las altas temperaturas y no tardarán mucho en aparecer en titulares de informativos el término “ola de calor”. Vocablo utilizado muchas veces al libre albedrío, sin rigor alguno. Hoy nos detenemos un instante en saber a qué nos referimos los profesionales de la Meteorología cuando usamos esta expresión. 

previ

Tres requisitos

Paradojas de la vida, a estas alturas de la película, aún no tenemos una definición unificada mundialmente sobre este término. Pero AEMET (la Agencia Estatal de Meteorología) ha estandarizado una serie de criterios para poder usarlo sin arbitrariedad. 

1)    Que las temperaturas máximas observadas estén por encima del percentil 95. Esto es, que estén entre el 5% de las más altas de la serie climatológica de observaciones. Echando cuentas y teniendo en cuenta los 30 años utilizados como referencia, esos valores deben de estar entres los 100 primeros. Vamos, en el “top ten”. 

2)    Que se mantengan durante 3 días o más. Excluimos, por tanto, episodios puntuales y, por tanto, achacables a la evolución del clima. 

3)    Que estas condiciones alcancen al menos al 10% de las estaciones del ámbito peninsular (en nuestro caso, a 14 observatorios o más); es decir, el mismo motivo que antes: que se trate de una situación con cierta extensión geográfica.

En el caso de nuestra comunidad, esas temperaturas umbrales son las siguientes: para Piornal, 38ºC; para Don Benito, Cáceres y Jerez de los Caballeros, 39; 40 para Badajoz y Azuaga y 41 tanto para Guadalupe como para Herrera del Duque. 

previ

2017, a la cabeza

Con requisitos, 2017 continúa a día de hoy como el año con más eventos de este tipo, 5 en concreto que totalizan 25 días. Merecen mencionar 2015 por darse la ola de calor más duradera con 26 días y la de 2012 que afectó a 40 provincias, ahí es nada.

 

Las dos olas de 2019

El verano de 2019 nos dejó dos episodios de altas temperaturas. Uno entre el 26 de junio y el 1 de julio, pero se sintió más en el centro y el este peninsular y aquí en Extremadura, en las comarcas más orientales. Así, el día 29 se midieron 42,5ºC en Navalmoral de la Mata que supuso la máxima regional y un nuevo récord para el mes de junio en esta estación. En el conjunto del país las temperaturas estuvieron hasta 4ºC de media por encima de los valores habituales. 

Y el segundo episodio fue entre el 20 y el 25 de julio, menos intensa que la anterior pero más extensa, tocando techo el 22 con 41,5ºC en Navalvillar de Pela, 41.3 en Madrigal de la Vera y 41,2 en Plasencia. 

previ
Temperaturas máximas alcanzadas en el pico de la ola de calor de julio de 2019 en Extremadura.

 

Comentarios