18 Octubre 2020, 13:58
Actualizado 18 Octubre 2020, 17:27

La pasada tarde, se confirmaban dos casos más de contagio por coronavirus del brote detectado en el hospital Casaverde de Mérida, el centro de rehabilitación de pacientes con daño cerebral sobrevenido. Se suman, por tanto, a los 10 positivos que la Consejería de Sanidad notificaba, previamente, en el parte de este sábado pasado, en el que daba a conocer la existencia del brote. 

Según el director del centro, Francisco Javier Rubio, "todos los pacientes se encuentran estables y asintomáticos". Explica también que "no hay ningún caso grave, que haya tenido ser derivado al hospital" y que todos "están aislados en un ala del centro". Se trata de un espacio para atender los contagios de Covid-19, que mantenían habilitado desde mayo, cuando también registraron casos de coronavirus.

"Todos los pacientes se encuentran estables y asintomáticos"

También están en aislamiento, pero en sus domicilios, los 3 trabajadores contagiados. Ninguno de ellos, en estado grave. Tanto a unos como a otros, se les repetirá la prueba PCR dentro de 10 días. Respecto a los contactos estrechos, a falta de conocer el resultado de dos pruebas, las 143 restantes han dado negativo. 

Visitas suspendidas

Mientras el brote esté activo, las visitas de familiares estarán suspendidas, aunque se mantendrá un servicio de información puntual sobre el estado de los internos. "Permitíamos una visita de 10 minutos, con una distancia de dos metros y con uso de mampara, pero las hemos suprimido, mientras haya positivos", indica Rubio.

Además, se han limitado al máximos los contactos entre los pacientes dentro del centro, así como entre estos y los trabajadores. Empleados que además siguen usando los equipos de protección individual, contemplados en el protocolo, durante la jornada de trabajo. "No hemos dejado de cumplir exhaustivamente estas medidas en todo este tiempo, y aún así ahora tenemos casos", se lamenta el director del centro.
 

Comentarios