19 Noviembre 2020, 13:18
Actualizado 19 Noviembre 2020, 13:18

La Inspección de Trabajo ha sancionado a la empresa Siemens Gamesa, responsable del mantenimiento en el parque eólico de Plasencia, por graves deficiencias en materia de seguridad e impone una sanción que supera los 20.000 euros. Los ex trabajadores denunciantes  han acordado con la empresa una indemnización y no serán readmitidos.
 
La resolución llega después de que tres ex trabajadores, que fueron despedidos, denunciaran las condiciones en las que trabajaban después de que uno de ellos sufriera un golpe de calor.  La Inspección de Trabajo de Cáceres ha constatado que la empresa Siemens Gamesa que  lleva el mantenimiento del parque ha incurrido en "graves deficiencias en materia de seguridad".

En un informe al que ha tenido acceso esta casa asegura que "no se cumple el protocolo que existe y no hay una evaluación específica de riesgos para dicho parque". También, que hay graves deficiencias en materia de seguridad y le sanciona con más de 20.000 euros. 

Según ha explicado uno de los ex trabajadores, Alejandro Díaz, Siemens Gamesa puede recurrir el expediente sancionador pero este supone la obligatoriedad de establecer un protocolo de estrés térmico para Plasencia, "así como que este protocolo tenga que aplicarse en todos los parques en los que trabaja en España y que tienen condiciones parecidas".

De otro lado, los tres trabajadores, que fueron despedidos, no serán readmitidos en el parque sino que serán indemnizados. Una solución que entienden no les satisface al 100% pero que es la mejor. Y quieren agradecer la labor de la Inspección de Trabajo en todo el conflicto.

Comentarios