8 Junio 2021, 8:15
Actualizado 8 Junio 2021, 11:38

Nueva agresión a un funcionario de prisiones de la cárcel de Badajoz. La asociación de trabajadores penitenciarios "Tu Abandono Me Puede Matar" (TAMPM) ha denunciado un hecho -de extrema gravedad, aseguran- que se produjo a las 5 de la tarde de ayer en el Módulo 5 de ese centro, durante el recuento y apertura de celdas. En ese momento, un interno se abalanzó -sin mediar palabra- sobre un empleado del centro penitenciario, propinándole varios puñetazos en la espalda. 

Aprovechando el aturdimiento del agredido, le aplicó con los dos brazos una llave de estrangulamiento en el cuello; una maniobra conocida como 'Mataleón' con la que, según el comunicado del colectivo denunciante, el agresor presuntamente pretendía quitar la vida al funcionario. Éste, al no poder utilizar el walkie-talkie, gritó para pedir auxilio. Otro recluso que estaba cerca de la celda escuchó la voz y acudió a socorrerle. Logró que el agresor soltase un brazo del cuello del empleado, y éste logró zafarse para a continuación inmovilizarlo sobre su cama. Avisó a su única compañera de servicio en el módulo, y se restableció la normalidad.

Enrique Díez de Valdeón, portavoz de "Tu Abandono Me Puede Matar", denuncia que no se trata de un hecho puntual: "Es otro episodio más de lo que viene sucediendo; el problema es que es un tema recurrente que se repite no solo en Badajoz, sino en todo el territorio nacional"

"Es otro episodio más de lo que viene sucediendo (...) Se repite no solo en Badajoz, sino en todo el territorio nacional"

Los servicios sanitarios de la prisión pacense atendieron tanto al funcionario como al interno que le auxilió. La asociación lamenta que ese módulo, con dos galerías en plantas superiores habitadas por internos, no tenga ninguna cámara de seguridad.

TAMPM Critica también la inacción de los sindicatos y vuelve a pedir al Ministerio del Interior que considere a los funcionarios de prisiones como agentes de la autoridad para que agresiones como la de ayer no queden impunes, ya que es habitual que se les juzgue como falta y no como delito. "Al no tener nosotros principio de autoridad, las agresiones que se producen en prisiones se quedan en su mayoría en faltas administrativas", denuncia.

Por último, agradecen la colaboración del recluso que evitó -dicen- una tragedia, al tiempo que desean una pronta recuperación tanto a él como al trabajador agredido.

Instituciones Penitenciarias reconoce los hechos

A preguntas de Extremadura Noticias, Instituciones Penitenciarias confirma los hechos aunque matiza la gravedad de la agresión. El organismo explica que los sucesos se produjeror en la apertura de celdas de la tarde. "El interno no se movía, el funcionario entró para ver si le pasaba algo y fue cuando, de manera sorpresiva, el preso le golpeó por la espalda y le agarró del cuello", asegura el órgano dependiente del Ministerio del Interior.

Resaltan también que el hecho de que fue sorpresivo y niegan que el agresor tuviera intención de acabar con la vida del funcionario. Confirman además que fue otro interno el que ayudó al trabajador a zafarse de su agresor y que el el funcionario fue atendido por el equipo médico del centro con un golpe en la mano y otro en el cuello, "de carácter leve".

El interno autor de la agresión fue atendido en la enfermería y está en aislamiento como medida disciplinaria.

 

Comentarios