9 Septiembre 2021, 16:20
Actualizado 9 Septiembre 2021, 16:20

El Ayuntamiento de Badajoz ha iniciado unas obras en los yacimientos de la Alcazaba ubicados tras el antiguo hospital Militar y en el barrio de artesanos del entorno de la puerta de la Coracha que consolidarán los restos ya encontrados y permitirán sacar a la luz nuevos hallazgos.

El edil del área, Jaime Mejías, ha informado este jueves de que estos trabajos son una continuidad de los finalizados hace dos años con el objetivo de recuperar restos arqueológicos de las épocas árabes taifa y almohade, así como de palacios cristianos renacentistas.

El arquitecto de la empresa concesionaria, Juan Antonio Ramírez, ha manifestado que los actuales trabajos permitirán recuperar nuevos restos, como el que ya se han encontrado en el palacio de los Gómez de los Solís, donde se ha hallado un patio con suelo en espiga “de gran valor”, bajo el cual se encuentran además unas caballerizas.

El objetivo es hallar a su vez nuevos restos en la zona ubicada junto al patio descubierto, una zona con estructuras que van desde los periodos árabes taifa y almorávide hasta el siglo XVI.

En este espacio la intención principal no obstante es consolidar los restos hallados en la fase inicial de este proyecto y eliminar aquellas estructuras existentes sin valor.

En este sentido, tras la consolidación de los restos ya hallados o por descubrir se instalará una estructura de “hilado de sacrificio” que permitirá al yacimiento su protección frente a las inclemencias meteorológicas.

Además, se creará una pasarela para que los pacenses y turistas puedan adentrarse en el yacimiento, así como atriles informativos de cada uno de los hallazgos.

Los trabajos incluyen la intervención en el barrio árabe de artesanos ubicado en el interior de la muralla norte, donde ya se conoce por ejemplo la existencia de una calle que rodeaba la muralla, y donde se buscará delimitar las estructuras internas de las casas o las que tenían que ver con el suministro de agua a la zona.

Ramírez se ha mostrado convencido de que gracias a estos trabajos y a todos los que sigan en la Alcazaba aparecerán hallazgos “increíbles” en este entorno patrimonial, debido a la importancia que tuvo Badajoz en época árabe y a todo lo que queda aún por descubrir.

Las obras estarán listas dentro de tres meses, por lo que la ciudad podrá mostrar al público estos dos nuevos espacios tras estas actuaciones en torno a Navidad.

 

Comentarios