3 Agosto 2021, 19:50
Actualizado 4 Agosto 2021, 14:42

El nenúfar méxicano no desaparecerá del río Guadiana a su paso por Badajoz, al menos, hasta dentro de dos años. Es el plazo que la Confederación Hidrográfica del Guadiana, tardará en recibir la Declaración de Impacto Ambiental para poder comenzar el dragado parcial del río. 

Así, se lo ha trasladado su presidente Samuel Moraleda, al alcalde de la ciudad Ignacio Gragera, en una reunión para abordar las actuaciones en el Guadiana. Según Gragera, los trabajos para eliminar esta planta invasora, son complicados porque "al ser una zona fluvial, que además es zona ZEPA y está incluida dentro de la Red Natura 2000, los requisitos medioambientales para la Declaración de Impacto Ambiental son más estrictos y en todo caso, no se hará antes de dos años". Aunque intentarán, señala, que ese proceso sea más corto. 

"Al ser una zona fluvial, que además es zona ZEPA y está incluida dentro de la Red Natura 2000, los requisitos medioambientales para la Declaración de Impacto Ambiental son más estrictos y en todo caso, no se hará antes de dos años" 

El proyecto consistirá finalmente "en el deslodado de las zonas con menos profundidad, las más cercanas a las orillas, donde más enraíza el nenúfar, lo que se puede llevar a cabo abriendo o no los azudes". La apertura de los azudes facilitaría el acceso a la maquinaria necesaria, de modo que sería más efectivo.

Permeabilización de los azudes

Además del dragado parcial, la Confederación ha trasladado que antes de final de año, comenzarán los trabajos para la permeabilización del azud de La Pesquera, con un presupuesto de 2,2 millones de euros. Un proyecto que ya está redactado, y pendiente de licitación. También realizarán una actuación similar en el azud de La Granadilla, con una inversión de 3 millones de euros.

Estas actuaciones mitigarán la proliferación de la planta invasora a corto plazo, pues contempla la instalación de un sistema de compuertas que controle el paso del agua y de los sedimentos.

Guadiana navegable

El Ayuntamiento de Badajoz, también sigue apostando por la navegabilidad del río Guadiana hasta Alqueva. Un proyecto que consideran clave para el futuro turístico y económico de la ciudad. Por ello, han trasladado a la Confederación la importancia de dar los pasos necesarios para que sea una realidad.

Gragera les ha planteado aprovechar las obras del dragado para acometer, de forma paralela, los trabajos que se necesitan para hacer navegable el río. Un proyecto que les ha pedido, estudien junto a la administraciones portuguesas, para lograr fondos europeos.  "Este proyecto de navegabilidad es capital para posicionar a Badajoz como un eje del turismo fluvial, de enlace con Portugal; y que hace que este proyecto que es puramente transfronterizo tenga más posibilidades para conseguir esos fondos europeos".  

"Este proyecto de navegabilidad es capital para posicionar a Badajoz como un eje del turismo fluvial y de enlace con Portugal"

Lograrlo, señala, supondría un plus para la ciudad y generaría "un impacto positivo en el turismo, medioambiental, para la generación de riqueza". 

 

Comentarios