18 Marzo 2022, 10:42
Actualizado 18 Marzo 2022, 10:52

Los lavaderos de coches han hecho su particular mes de agosto en pleno marzo tras la calima que ha dejado a los vehículos con una capa de tierra y barro provocada por las ligeras precipitaciones que se han registrado en la región.

Las colas en este tipo de negocios desde primera hora de la mañana del jueves han puesto a prueba la paciencia de centenares de conductores en prácticamente toda la región, pues costaba encontrar un lavadero de coches con poca asistencia, especialmente en las grandes ciudades de la región.

Sin embargo, y pese a las predecibles colas, algo que algunos propietarios de vehículos no esperaban era tener que cambiar de lavadero en mitad del proceso y con el coche lleno de espuma porque el agua se ha agotado. Esto es lo que ha ocurrido en el 'Autolavado Plaza de las Américas' de Badajoz a última hora de la tarde tras un intenso día de lavados.

El suministro de agua del centro se cortó en seco sobre las siete de la tarde cuando algunos vehículos se encontraban en pleno proceso de limpieza con la espuma activa, una densa capa de espuma que facilita el lavado de los vehículos. 

Ante esta situación, los responsables del centro tuvieron que pedir a los conductores que se dirigieran a otros centros porque no podían solucionar el problema del suministro acuático. "Llegaron incluso a repartir monedas a los vehículos que estaban en mitad del lavado" explican a Canal Extremadura algunos de los propietarios que se encontraban en la zona en el momento del corte de agua.

Así, los vehículos afectados tuvieron que buscar otro punto en el que terminar su lavado circulando con la espuma en los coches y los limpiaparabrisas haciendo un ejercicio extra.

Más Información
Imagen
Los lavaderos están llenos de gente limpiando sus coches
my image

Los lavaderos no dan abasto tras el fin de la calima

Comentarios