11 Junio 2021, 11:35
Actualizado 11 Junio 2021, 11:45

Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y la Policía Nacional han aprehendido 500 kilos de picadura de tabaco en Badajoz gracias a una operación conjunta que se ha saldado con la detención de un hombre de 53 años como presunto autor de un delito de contrabando.

Según un comunicado, tras disponerse de información relativa a posibles transacciones ilícitas en este ámbito se estableció un dispositivo de vigilancia en torno a la barriada de la Cañada Real de Sancha Brava, en la capital pacense.

Dentro de esta operación, los efectivos detectaron una furgoneta comercial que accedía de forma discreta a la barriada, en cuya inspección se halló varios envoltorios que contenían 500 kilos de picadura de tabaco que se pretendían introducir en el mercado ilegal.

El alijo aprehendido hubiese alcanzado en el mercado clandestino la cantidad de 80.000 euros.

Al conductor se le intervinieron además tres teléfonos móviles y 2.500 euros en efectivo. El hombre fue detenido y pasará a disposición judicial por estos hechos.

 

Comentarios