20 Octubre 2021, 16:36
Actualizado 20 Octubre 2021, 16:36

El Ayuntamiento de Cáceres creará una marca propia para aglutinar a los festivales y eventos culturales “consolidados” en la ciudad y garantizar su financiación, según ha anunciado este miércoles el alcalde, Luis Salaya. Una apuesta que llega después de que varios festivales se hayan marchado de la capital cacereña, con críticas a la Administración local por la falta de apoyo.

Tal es el caso del Festival Internacional de Guitarra Norba Caesarina, que se ha mudado a Arroyo de la Luz; y el Europa Sur, que ha hecho lo propio en Alcántara y Valdefuentes.

Se trata, además, de una medida que está incluida en el pacto rubricado en enero de 2020 entre PSOE y Unidas Podemos, y a petición de la propia formación morada, para garantizar el apoyo a los presupuestos, dada la minoría con la que gobierna Salaya.

Esta marca “garantizaría a los organizadores la coordinación del calendario y la colaboración económica municipal”, de tal forma que estos pudieran “programar sucesivas ediciones, sabiendo con antelación la partida presupuestaria municipal destinada a su desarrollo”.

"Que los organizadores sepan con lo que van a contar dentro de dos y tres años"
 

Su objetivo último, según ha avanzado Salaya, será que los organizadores tengan la "garantía" de saber con lo que van a contar "el año que viene, dentro de dos y dentro de tres años, que tengan un mínimo de seguridad para programar con tiempo y poder organizarse".

El alcalde ha confiado en que esta propuesta sea una realidad en 2022, aunque ha reconocido que "queda mucho camino por andar para que esto sea consensuado, para buscar los máximos apoyos posibles".

Ha vaticinado que será un camino no exento de polémicas y de problemas "porque lo primero que tiene que tener una marca de calidad para que pueda posicionarse como tal es que no todo quepa bajo su paraguas".

Es decir, que no todos los festivales que se organicen entrarán a formar parte de ese sello, que aún no ha sido bautizado.

De hecho, Salaya ha adelantado que solo se agruparán de una forma "muy exigente" algunos festivales de referencia en la ciudad, "con un mínimo de años de celebración, un cierto presupuesto y calidad en la programación", unos baremos que se tendrán que consensuar.

El objetivo final es posicionar a Cáceres como una ciudad de festivales y crear “una marca para proteger a los festivales más consolidados y a los que llevan más años haciendo un buen trabajo de programación”.

 

Comentarios