13 Octubre 2021, 9:38
Actualizado 13 Octubre 2021, 14:41

Será el tercer ERTE que se negocia en esta fábrica cacereña de componentes para automóviles. Un ERTE que, en esta ocasión, estaría motivado por la crisis de microchips.

Y es que la pandemia también ha afectado, y mucho, a este tipo de tecnologías. Durante la cuarentena se produjeron y vendieron millones de tabletas, portátiles y teléfonos móviles. Dispositivos que han provocado un embudo en la fabricación de microchips y que están perjudicando, especialmente, a sectores como el del automóvil.

Tras la primera reunión entre empresa y sindicatos, estos últimos se han mostrado contentos con el inicio de las conversaciones y han destacado la actitud conciliadora de la dirección de la empresa.

En el caso de Catelsa, esta crisis hace que, por tercera vez, la empresa se plantee el ERTE. Un expediente regulatorio que afectaría a 231 de sus 240 trabajadores, es decir, casi la totalidad de la empresa.

El ERTE tendría una duración de 6 meses. Desde los sindicatos han marcado líneas rojas sobre las que no están dispuestos a ceder como el pago íntegro de las pagas extra y las vacaciones, algo que ya consiguieron en los dos anteriores ERTEs.

Más Información
Imagen
my image

CATELSA anuncia un nuevo ERTE para unos 250 empleados

Imagen
Sede de Catalesa, Cáceres
my image

Catelsa plantea un nuevo ERTE que afectaría a 231 empleados

 

Comentarios