3 Marzo 2021, 20:23
Actualizado 3 Marzo 2021, 20:41

Las nuevas medidas de flexibilización también llegan a uno de los sectores más castigados de la pandemia: el de las celebraciones religiosas y civiles.

En primer lugar, el aforo en los lugares de culto sube al 50%. Las celebraciones que no se celebren en hoteles ni con cáterins tendrán la consideración de reuniones sociales, por lo que no podrán exceder de seis personas. Pero si la celebración se produce en espacios controlados como catering o restaurantes, lo que ocurre en la inmensa mayoría de bodas, bautizos o comuniones, tendrán los mismos aforos que la restauración en general:

  • Aforo del 40% en el interior del local
  • Se sigue prohibiendo el consumo en barra, y se sigue recomendando que no haya hilo musical ni televisión a un volumen demasiado elevado.
  • En las terrazas, se aumenta el aforo al 75%, y las mesas podrán pasar de 4 a 6 personas. 

Las celebraciones no podrán tener más de 100 personas en el interior de los establecimiento ni más de 150 en el exterior. Tampoco se podrá mezclar distintas celebraciones al final de las mismas.

 

Comentarios