17 Febrero 2021, 13:32
Actualizado 17 Febrero 2021, 13:32

El Miércoles de Ceniza abre el periodo de Cuaresma, que, en esta ocasión, adaptará sus celebraciones a las medidas de seguridad que marca la pandemia. Y lo hará desde el principio, comenzando por rito de imposición de la ceniza previsto para hoy entre la comunidad católica.

Jesus Moreno, el delegado de la admnistración para la pastoral de la diócesis Coria-Cáceres nos explica que, para evitar riesgos, en vez de ir bendiciendo sobre la frente uno por uno a  los feligreses, como era habitual, harán una bendición general para todos los asistentes y más tarde harán caer un poco de ceniza sobre cada uno de ellos, sin tocarles.

Por su parte el Arzobispo de la diócesis Mérida Badajoz, Celso Morga, en alusión a la celebración prevista para esta tarde en la catedral pacense, reseña otra de las cuestiones a tener en cuenta: Evitar la movilidad de los feligreses dentro de los ritos. En ese caso, mantendrán la celebración del tradicional viacrucis, pero sin que ningún asistente se mueva del lugar que ocupa en el templo. Solo lo hará la cruz movida por dos ayudantes. Todo ello sin olvidar en todos los casos el uso de mascarillas, geles hidroalcohólicos, la ventilación de los templos  y el respeto al 40% del aforo.

Dentro de 40 días la cuaresma dará paso a una Semana Santa que este año no se verá obligada a suspender casi todos sus actos sino que los adaptará a la crisis sanitaria que vivimos: Sin procesiones en las calles pero con eventos digitales y también en el interior de los templos hasta donde el aforo marcado permita. Los besapiés y besamanos se sustituirán por reverencias antes las imágenes. 
 

 

Comentarios