13 Abril 2021, 21:36
Actualizado 13 Abril 2021, 21:36

Alrededor de 20.000 musulmanes en Extremadura han iniciado este martes el Ramadán. El segundo mes de ayuno que celebran en pandemia. Una circunstancia que les obliga adaptar sus costumbres a las medidas sanitarias en vigor. 

En una entrevista concedida a Extremadura Noticias, el imán de la mezquita de Badajoz, Adel Najar, ha dicho que el Ramadán se celebra este año sabiendo que todavía estamos en momentos complicados.

"La salud está por encima de todo"

Por eso, ha querido hacer un llamamiento a todos los musulmanes para que lo celebren, pero respetando siempre las restricciones derivadas de la crisis sanitaria. Pide que se eviten las aglomeraciones y que la oración se complete en casa con la familia, para cumplir así con el toque de queda. 

Najar entiende que "la salud está por encima de todo y si los católicos hace unos días no podían celebrar, como hubieran querido su Semana Santa, nosotros no somos más que ellos".

Cementerio musulmán

Sobre la petición que esta comunidad islámica ha hecho al Ayuntamiento de Badajoz para construir un cementerio musulmán, Najar ha lamentado la negativa del alcalde Francisco Javier Fragoso.

Y ha añadido que "cree que es un derecho legítimo y una petición humana, respaldada por la ley española". En este sentido, ha insistido en que su comunidad defiende el diálogo y la convivencia y confía en que, al final, el Ayuntamiento rectifique.

 

Comentarios