12 Abril 2021, 21:46
Actualizado 13 Abril 2021, 09:09

Profesionales sanitarios de los centros de salud celebran este 12 de abril su día, el de la Atención Primaria. Su trabajo ha sido y sigue siendo fundamental para luchar contra el virus. La pandemia ha cambiado de forma radical su día a día. Han pasado de asistencia presencial a la telefónica, con el inconveniente de que no pueden examinar bien a los pacientes y pierden mucha información. Se han tenido que adaptar a una situación diferente y, un año después, continúan sufriendo mucha presión y sobrecarga de trabajo y esfuerzo.

José Luis Cidra es médico de Atención Primaria de un centro de salud de Villafranca de los Barros (Badajoz). Lleva 40 años ejerciendo la profesión y confiesa que "esta época está siendo su peor etapa como médico por la presión a la que estamos sometidos, estamos desbordados y tenemos que cambiar el chip para atender por teléfono". Reconoce que echa de menos a los pacientes en su consulta. "El lenguaje no verbal aporta mucho".

"El lenguaje no verbal en las consultas aporta información del paciente. Lo echo de menos"

Su sentir no es aislado. Los colegios oficiales de médicos destacan también la "sobrecarga y la presión" de este último año y reclaman una mayor dotación presupuestaria acorde con las necesidades de la Atención Primaria. Además, como recogen en un decálogo, piden que tengan acceso a las pruebas diagnósticas y que su figura sea visible en las universidades de Medicina.

Juan José Torres es médico de Atención Primaria y es vocal del Colegio Oficial de Médicos de Badajoz. "Ha sido un año negro para la profesión, por la pérdida de los compañeros que han fallecido como consecuencia del coronavirus y por la carga de trabajo adicional". Insiste en que es necesario seguir cuidando a la Atención Primaria porque es "un pilar asistencial fundamental", una puerta de entrada al sistema público de salud. Por ello, solicita un aumento del presupuesto de entre el 20-25 por ciento.

"Ha sido un año negro para la profesión sanitaria"

El Consejo General de Enfermería también considera que es urgente incrementar el gasto sanitario dedicado a la Atención Primera en el país, "ya que en la actualidad solo representa el 14 por ciento de la partida del PIB dedicada a la sanidad pública".

Mientras, el Servicio Extremeño de Salud (SES) ha publicado un manifiesto para reconocer la labor de estos profesionales sanitarios. "No es un año de conmemoraciones, es una oportunidad para demostrar el valor que aporta la Atención Primaria de Salud (APS) al Sistema Sanitario Público de Extremadura (SSPE) y al conjunto de la ciudadanía extremeña".

Es momento de ensalzar, continúa el manifiesto, el papel vertebrador que la APS desempeña, tanto desde el SSPE como desde dentro de la sociedad. Un sistema público que inició su andadura con la publicación de la Ley General de Sanidad y cuya existencia ha sido clave para generar cohesión social y equidad en los territorios, disminuyendo la mortalidad y mejorando la calidad de vida de las personas a las que atiende tal como ha sido demostrado en diferentes estudios.

"Un año en el que los profesionales de Atención Primaria han demostrado capacidad de adaptarse a las circunstancias que ha obligado la pandemia, manteniendo la atención a los ciudadanos y desarrollando mecanismos de comunicación en otros tiempos impensables. Esto ha permitido demostrar suficiente versatilidad para atender y detectar tanto a la población afectada por el covid-19 como para asumir la atención a otras patologías, a pacientes crónicos y vulnerables, que en un primer momento habían quedado relegadas. Además, y desde hace unos meses, nuestros profesionales de APS están haciendo frente a la estrategia de vacunación contra el covid-19 impulsada desde el Ministerio de Sanidad para conseguir la inmunidad de la población en tiempo récord".

Fruto de ello, prosigue la nota, es que la actividad realizada en este año de pandemia por la APS ha sido la que más "ha aumentado proporcionalmente frente a otros ámbitos asistenciales, llegando a aumentar, respecto a otros años, hasta un 20% su capacidad de respuesta a la demanda de los pacientes".

"Todo ello es reconocido por la sociedad, aunque con algunas diferencias de grupos que no han sabido entender esta nueva forma de trabajo. Este reconocimiento se manifiesta año tras año en los resultados que arroja el barómetro sanitario, donde los ciudadanos evalúan la atención prestada por el sistema sanitario, y más concretamente, por la APS como uno de los mejor valorados. La valoración de los extremeños en 2020 es la más alta de la serie histórica.

Toca hacer frente a los retos que tenemos por delante, como aplicar las Recomendaciones del Marco Estratégico para la APS y Comunitaria aprobados en el año 2019 en el Consejo Interterritorial, que incluyen los necesarios cambios organizativos dentro de los equipos. El objetivo es optimizar la atención a las necesidades de la población, potenciar todas las capacidades de la profesión enfermera y su implicación en la resolución de las patologías de baja complejidad. Debemos avanzar en la autoorganización, en el papel de los administrativos en la gestión de la demanda, ofrecer la mejor atención a los pacientes crónicos complejos y usuarios de centros residenciales para lograr una continuidad asistencial real y efectiva en el proceso de atención. Para ello, implantaremos los procesos asistenciales integrados que, además, permitan el oportuno diagnóstico y resolución de los problemas posibles en este ámbito asistencial.

Todo ello, sin olvidar el importante papel que es ser motor de la prevención y promoción de la salud, la necesaria didáctica en la autorresponsabilidad social e individual y en la implicación de la ciudadanía en la toma de decisiones, implementando las herramientas de participación comunitaria de las que disponemos en nuestra comunidad autónoma.

Retos complejos, propios de una sociedad dinámica y plural, que no son incompatibles con las legítimas reivindicaciones laborales del colectivo, tanto de los profesionales de EAP como de los que mantienen funciones de Atención Continuada, que deben avanzar hacia una integración funcional que verá la luz con la publicación del nuevo Reglamento de EAP". concluye.

 

 


 

 

Comentarios