26 Enero 2021, 10:26
Actualizado 26 Enero 2021, 10:28

La Confederación Regional Empresarial Extremeña (CREEX) ha pedido a la Junta de Extremadura que permita al pequeño comercio abrir al menos en horario limitado, debido a la repercusión de los cierres temporales como consecuencia de la pandemia está teniendo.

En una nota, la patronal extremeña ha pedido al Ejecutivo regional que revise la resolución del pasado 20 de enero que marcaba el cierre del comercio no esencial en todas las poblaciones mayores de 3.000 habitantes, en un momento actual donde la tasa de contagios se ha reducido "de manera clara".

A su juicio, esta circunstancia "era la condición esencial que ponía la Consejería extremeña de Sanidad para revisar el acuerdo a los siete días de vigencia", ha dicho el secretario general de la CREEX, Javier Peinado.

Permitir al pequeño comercio una apertura limitada a determinadas horas "no provocaría ni peligrosas aglomeraciones ni incrementaría en esta época la movilidad en exceso, y sí supondría un respiro para unas empresas y autónomos que están en situación más que precaria, con las cajas vacías y teniendo que asumir los gastos fijos de la actividad".

La CREEX ha recordado que este sector ha asumido las restricciones "sin ser responsable de los contagios" y, por lo tanto, ha sido "el chivo expiatorio" para reducir la movilidad, un sacrificio que "debe tener una respuesta equilibrada una vez que se comprueba que los contagios bajan".

"El pequeño comercio siempre ha sido estricto cumplidor de las medidas preventivas, minimizando el riesgo de contagio en los locales, como demuestran los propios datos del Ministerio de Sanidad", señala.

El secretario general de la CREEX confía en que "una vez contrastados los datos con Salud Pública, Sanidad se muestre comprensiva con la situación de estos negocios, como ha ocurrido hasta ahora, y permita a los empresarios trabajar".

Comentarios