16 Septiembre 2021, 9:46
Actualizado 17 Septiembre 2021, 10:11

La Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha una nueva campaña de vigilancia para acabar con las distracciones al volante, entre otras el uso del móvil, al ser el factor más frecuente de los accidentes mortales.

La campaña, que comienza este jueves y supondrá un incremento de agentes en las carreteras, contará también con 216 cámaras instaladas en las carreteras para detectar el uso de dispositivos móviles durante la conducción, actualmente uno de los principales motivos de distracción de los conductores y que multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un siniestro.

Según los datos de la DGT en 2020 la conducción distraída o desatenta fue por quinto año consecutivo la principal causa de accidente, al suponer el 31 por ciento del total de siniestros, con 319 muertes, lo que significó un incremento en 3 puntos respecto a 2019.

Por ello, la DGT recuerda que la reforma de la Ley de Tráfico prevé que se incremente la retirada de puntos del carnet de tres a seis por cometer este tipo de infracción.

Sin embargo, advierte de que existen otros factores a tener en cuenta que pueden distraer a los conductores como fumar mientras se conduce -que multiplica por 1,5 el riesgo de sufrir un accidente-, el sueño, la fatiga y el uso de navegadores.

Esta campaña coincide con la celebración de la Semana Europea de la Movilidad, una iniciativa que trata de sensibilizar tanto a responsables políticos como a ciudadanos sobre las consecuencias negativas del "uso irracional del coche en la ciudad" y que impulsa los beneficios de otros transportes más sostenibles como el autobús y la bicicleta, además de los desplazamientos a pie.

 

Comentarios