23 Enero 2021, 15:44
Actualizado 23 Enero 2021, 15:44

La pandemia ha obligado por prevención a cerrar muchos centros asistenciales como los centros de día, donde mayores o dependientes acudían a comer o a pasar la tarde en compañía.

Ahora por miedo a los contagios, algunos están cerrados, pero la mayoría de localidades, entre ellas Jarandilla de la Vera, mantienen el servicio haciendo un doble esfuerzo con un reparto de comida a domicilio.

Cada mañana, desde que comenzó la pandemia, Roberto Torres prepara con esmero un menú especial. Una sopa castellana o un buen cocido que van para los más mayores de Jarandilla de la Vera. Antes, el centro de día era el lugar de encuentro de cerca de una treintena mayores del municipio cacereño. Torres ha narrado a Extremadura Noticias que “antes los abuelos venían aquí de lunes a viernes y los fines de semana se les llevaba la comida a casa pero ahora con la covid-19 se hace diariamente”.

“antes los abuelos venían aquí de lunes a viernes y los fines de semana se les llevaba la comida a casa pero ahora con la covid-19 se hace diariamente”


Pero además del menú, desde el centro de día se preocupan por más cosas de sus vecinos más vulnerables. Juan Carlos Reyes, antes era el conductor, ahora se encarga de visitar cada día a los mayores, ver qué necesitan y hacerles los recados más urgentes.

Y los usuarios, tremendamente agradecidos.
 

Comentarios