25 Septiembre 2021, 10:31
Actualizado 25 Septiembre 2021, 14:45

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 15 personas en las provincias de Albacete, Badajoz, Barcelona, Las Palmas, Madrid, Málaga, Murcia, Orense y Santa Cruz de Tenerife por distribuir y tener, presuntamente, material de abuso sexual infantil a través de la red social Twitter. Entre los detenidos se encuentra un comprador de material pedófilo de extrema dureza, cuyas imágenes y vídeos estaban protagonizados, en su mayoría, por bebés agredidos sexualmente, ha informado el cuerpo de seguridad.

Las investigaciones comenzaron cuando la Policía Nacional recibió, a través de la Embajada de Estados Unidos en España, información procedente del organismo internacional Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados (NCMEC), por la presunta comisión de un delito de distribución y tenencia de material de abuso sexual infantil a través de Internet, llevado a cabo en España.

Twitter alertó de los hechos 

Fue la compañía Twitter quien denunció, a través de este organismo, que varios de sus usuarios habían publicado material audiovisual de explotación sexual infantil en sus cuentas, habiendo procedido de forma inmediata al bloqueo y eliminación de la cuenta de los usuarios que habían publicado este contenido.

Tras un análisis exhaustivo de las denuncias por parte de los investigadores, se logró la plena identificación de 21 conexiones gestionadas por proveedores de acceso a Internet (ISP) ubicados en España, desde las que se compartía material ilegal a través de la mencionada red social. Con toda esta información, se procedió a la detención de 15 personas. De ellas, cuatro fueron detenidas en la provincia de Barcelona, tres en la de Madrid, dos en Málaga, y una en las de Albacete, Badajoz, Las Palmas, Murcia, Orense y Santa Cruz de Tenerife.

Imágenes de extrema dureza

En el transcurso de uno de los registros efectuados en la provincia de Barcelona, se pudo comprobar que el detenido, además de distribuir material ilegal a través de las redes sociales, llevaba a cabo una intensa actividad de búsqueda en la red de material pornográfico infantil pre-púber. A todo esto se suma que efectuaba compras de este tipo de material en la red. Durante el registro domiciliario, se localizaron diferentes directorios, algunos ocultos, que contenían exclusivamente imágenes muy duras protagonizadas por menores de muy corta edad, la mayoría bebés.

La Policía Nacional recuerda a los usuarios de cualquier red social la importancia de no compartir o guardar este tipo de imágenes de menores, ya que estarían incurriendo en la comisión de un delito. Para ello, existe la posibilidad de denunciar el contenido en la propia red social o ante Policía Nacional, mediante el correo electrónico [email protected].

 

 

Comentarios