14 Junio 2021, 16:00
Actualizado 14 Junio 2021, 16:09

UPA-UCE Extremadura ha estimado que unas 1.500 hectáreas de cultivo se han visto afectadas por la granizada del pasado fin de semana y ha reclamado que las indemnizaciones se ajusten no solo a las pérdidas de cada cultivo, sino también a la merma de producción debido al estado avanzado de algunas plantaciones.

En una nota, la organización agraria ha explicado que las intensas lluvias y el pedrisco han dejado daños "irreparables" en el regadío de las localidades pacenses de Vivares y Valdetorres. Asimismo, ha asegurado que las plantaciones de tomates han presentado daños en unas 700 hectáreas de las Vegas del Guadiana.

UPA-UCE Extremadura cifra el daño en torno a 1.500 hectáreas de cultivos como el tomate, arroz, maíz, olivar y fruta, de las cuales más del 50 % son del primero de ellos.

El maíz ha sido otro de los cultivos que ha salido peor parado por los efectos de las tormentas, registrando daños en unas 200 hectáreas que supondrán una merma "importante" en la producción para esta campaña.

 

Reconocimiento de daños

Desde la organización agraria han señalado que los equipos de Agroseguro trabajan hoy sobre el terreno para cuantificar los daños reales y las consecuencias económicas en cada uno de los cultivos afectados.

Finalmente, ha animado a los agricultores a apostar por el seguro agrario ya que es, a su juicio, la única cobertura con la que cuentan para hacer frente a los problemas climáticos.

 

Comentarios