23 Noviembre 2020, 20:01
Actualizado 23 Noviembre 2020, 21:43

La llegada de la Alta Velocidad en Extremadura sigue quemando etapas. Esta tarde, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha anunciado que el tramo entre Badajoz y Plasencia estará listo a finales de 2021 y podrá entrar en servicio. Eso sí, el ministro no ha especificado si esta vía estará o no electrificada.

Un anuncio que ha realizado en una conferencia organizada por un diario nacional y que llega con un año de retraso. La puesta en marcha de esta línea estaba prevista para finales de este 2020.

 

En estudio el último tramo de la línea

El ministro Ábalos también ha confirmado que está en estudio informativo el tramo Oropesa-Madrid. El tramo, ha dicho, más complicado porque el anterior gobierno dejó caducar. En los próximos días se publicará en el DOE su licitación.

La finalización de este tramo, según recogen los Presupuestos Generales, se prolongaría hasta el año 2026.

Este último tramo es el más retrasado de los tres de los que se compone la vía. Estos son: Badajoz-Plasencia, Plasencia-Oropesa y Oropesa-Madrid. 

 

Financiación de la obra

Para financiar las obras en toda la línea de alta velocidad extremeña, el ministro ha asegurado que el Banco Europeo de Inversiones ha autorizado la utilización de hasta 890 millones de euros.

Este dinero será proporcionado por el BEI a Adif Alta Velocidad y servirá para terminar las obras de conexión entre Talayuela y Badajoz, unos 282 kilómetros de vía. 

Con la finalización de este tramo, la línea de alta velocidad unirá Navalmoral de la Mata, Plasencia, Cáceres, Mérida y Badajoz, a la espera de que finalice el tramo entre Oropesa y Madrid para dar por concluida la línea en su totalidad. 

Comentarios