11 Julio 2020, 15:08
Actualizado 11 Julio 2020, 21:36

Con el anuncio de la compra por parte de Cristian Lay del grupo Gallardo, llegaba también la alegría a los trabajadores, que pedían una salida a la incertidumbre en la que vivían desde hacía ya varias semanas. Los empleados apuntan que la llegada de un nuevo propietario a la empresa traerá tranquilidad y calma a la industria, algo que ya necesitaban tras muchos vaivenes y ante una situación ya compleja y crítica. 

A Almudena Llorente, la noticia le cogió trabajando. Dice que fue un momento único y muy esperado por toda la plantilla. "Fue un subidón", asegura. Ella es la presidenta del comité de la Siderúrgica y señala que tenían temor a que la empresa fuera a parar a manos de la gallega Megasa, la otra opción de compra que había sobre la mesa. "Creo que ha sido un logro de todos", añade Llorente, que apunta, asimismo, que la plantilla está contenta y también aliviada tras el anuncio. Ahora, cuenta, "me iré de vacaciones más tranquila y sabiendo que hay un futuro para la empresa". 

"Fue un subidón. Creo que ha sido un logro de todos"

Apuesta por lo extremeño

Los trabajadores destacan, además, que el proyecto se queda en Extremadura y con un empresario de la tierra, en concreto de Jerez, algo que les gusta especialmente. Joaquín Vaquerizo, del comité del Grupo Gallardo, señala que llevaban pasándolo mal desde el 2008 y que "después de muchos palos, ahora llega el premio a todo el esfuerzo que se ha hecho". Vaquerizo ha destacado, igualmente que "hay que apostar los empresarios extremeños" y Cristian Lay ha demostrado, desde el principio, un gran interés por el grupo, apostando fuerte y con una propuesta económica similar a la de la otra empresa interesada.

No obstante, los comités de empresa del Grupo Gallardo recuerdan que estarán vigilantes para que Cristian Lay cumpla todo lo prometido. Recordamos que la empresa de Ricardo Leal se quedará con todas las industrias de Gallardo, con sus plantillas, ampliará el capital del grupo e inyectará dinero de forma inmediata.

Cristian Lay empezó dedicándose a la joyería pero ahora abarca también negocios químicos, del cartón y de las energías renovables, entre otros sectores. Esta entidad factura anualmente unos 800 millones de euros. Por su lado, el Grupo Gallardo tiene 900 empleados y genera también miles de puestos indirectos en la región. 

Más Información
Imagen
my image

Los partidos políticos valoran positivamente la compra del Grupo Gallardo por Cristian Lay

Comentarios