4 Junio 2021, 14:37
Actualizado 4 Junio 2021, 14:37

La Asociación 'Emeritenses contra el ruido', denuncia el incumplimiento de la legislación vigente en algunas calles de la capital extremeña al permitir el uso solo peatonal de algunas vías en la ciudad. Uno de sus miembros, Kiko Marcos, cree que pone en riesgo a los residentes de esas calles, tanto por la contaminación acústica a la que les someten los usuarios de la terrazas, como por la dificultad para que accedan hasta el lugar ambulancias, camiones de bomberos u otros servicios básicos. 

Kiko Marcos, argumenta que la legislación actual no contempla para esas zonas "la peatonalización pura" y que siempre debe estar garantizada la ausencia de obstáculos en las vías, algo que, por contra, padece especialmente la vecindad de los cascos históricos de las ciudades. "Son las calles más estrechas, las más difíciles de evacuar y donde se instalan la mayor parte de las terraza incumpliendo la normativa", explica.

Marcos señala que la reverberación en las calles estrechas es mayor que en las avenidas, algo que obliga a buena parte de sus residentes  a dormir en "bunkers", con las ventanas cerradas hasta en verano. 

El colectivo señala el incumplimiento de la mencionada normativa en varía calles de Mérida, como la Calle Cervantes o Delgado Valencia.  Además, considera que se da un trato privilegiado por parte de las administraciones al sector de la hostelería. "El resto de comerciantes no tienen permitido el uso de la vía publica. El único que se beneficia de estas peatonalizaciones ilegales, además de manera indiscriminada, es el sector de la hostelería".

"El resto de comerciantes no tienen permitido el uso de la vía publica. El único que se beneficia de estas peatonalizaciones ilegales es la hostelería"

Antes de llegar a los tribunales, "Emeritenses contra el ruido" pide diálogo a las administraciones, de momento y según nos señalan, sin suerte. Quieren que cumplan las leyes y prioricen los derechos constitucionales de los vecinos residentes en las calles afectadas. 


 

 

Comentarios