26 Mayo 2022, 12:49
Actualizado 26 Mayo 2022, 14:23

La investigación arrancó a finales de septiembre de 2021 y se ha saldado, definitivamente, con la detención de nueve personas. Los agentes han conseguido desmantelar el mayor alijo "speed" de toda Extremadura. Además decomisaron una importante cantidad del tipo de "speed" conocido como "Punisher", unas pastillas de gran tamaño que, en caso de no dosificarse, puede ser altamente peligrosa para la salud. Junto a esta droga sintética, también han decomisado una importante cantidad de metanfetamina, ketamina y marihuana.

 

La investigación

Las pesquisas comenzaron cuando los agentes observaron la presencia de un joven, en repetidas ocasiones y por poco espacio de tiempo, en un aparcamiento situado en la zona sur de Mérida. Tras su identificación, los agentes localizaron la vivienda y escucharon unos sonidos que podrían tratarse de una encapsuladora o entabletadora, utilizadas en la fabricación de droga de diseño.

El 20 de mayo el juez autorizó la entrada en esta vivienda para proceder a su registro. Los agentes encontraron 6 kilos de "speed", cerca de 1.000 pastillas de éxtasis, 70 gramos de metanfetamina y unos gramos de ketamina, marihuana y otras sustancias de corte.

También hallaron un lavavajillas modificado donde, presuntamente, se llevaba a cabo las mezclas para elaborar la droga.

En total son nueve los detenidos en esta operación, con edades comprendidas entre los 34 y 46 años de edad. 

 

"Punisher", un tipo de "speed" muy peligroso

En esta operación se ha producido, además, el hallazgo, por primera vez a gran escala, del tipo de "speed" conocido como "Punisher". Esta pastilla, de gran tamaño, debe de ser dosificada en su ingesta, tal y como indica la Policía en nota de prensa. De no ser así, podría provocar una parada cardíaca y riesgo de muerte por la elevada cantidad de anfetaminas que contiene. 

Comentarios