6 Septiembre 2021, 18:00
Actualizado 6 Septiembre 2021, 18:12

En lo que llevamos de año, en Extremadura se ha producido un gran incendio forestal. Fue el que tuvo lugar en Alburquerque, el 12 de agosto por un buitre electrocutado en unos cables de alta tensión. Si tomamos como referencia años pasados, no está siendo una temporada de malas cifras. Pero hasta el 15 de octubre no acaba la temporada de alto riesgo de incendios forestales.

Incendios forestales: eventos recurrentes

Con el verano aparecen reiteradamente ciertas imágenes año tras año. No todo es sol y vacaciones, existen ciertos fenómenos recurrentes: los incendios. No le falta razón al que alegue que el fuego siempre ha existido. Los incendios forestales han formado parte de la naturaleza y muchos ecosistemas terrestres. De hecho, de manera natural han ayudado a la regeneración y formación de entornos naturales. Por lo tanto, no se puede tratar este elemento natural como algo independiente de la naturaleza. Pero muchos de ellos no tienen origen natural.

El suelo es uno de los grandes perjudicados

Lo que resulta algo innegable es la percepción social cuando un incendio, o gran incendio forestal, tiene lugar. A nivel poblacional el mayor daño emocional, o impacto visual, viene dado por el aspecto del paisaje una vez que el fuego ha cesado. La vegetación, animales, o el color negro, es lo que mayor impacto causa y son los daños más importantes a simple vista. Sin embargo, hay un gran daño que pasa más desapercibido. Éste es el suelo.

Foto 2

 

El suelo es el sustento de todo. Si no existiese en condiciones apropiadas, toda esa vegetación o vida que vemos ahí no existiría. Es más, es nuestra forma de vida, la base de la cual todos nos nutrimos. De hecho, si lo pensamos bien, además de tener una importancia altísima para todos los organismos como soporte, la tiene aún más por contener la reserva de agua y los elementos nutritivos que hay en ella. El suelo es el resultado de una interacción prolongada entre la biosfera (capa de la Tierra donde se desarrolla la vida), y la litosfera (corteza más superficial de la Tierra).

¿Qué está ocurriendo al paso de un incendio?

Cuando tienen lugar, la vegetación y la materia orgánica que protegen el suelo desaparecen. El suelo quedará expuesto y las partículas finas dispersadas por la lluvia taparán los poros del propio suelo. Es así como la tasa de infiltración decrece y el escurrimiento superficial se incrementa. Se produce así un efecto dominó, pues ese escurrimiento llevará las partículas en suspensión y otros materiales a corrientes que van a parar a arroyos, ríos y lagos. Los acuíferos ganan menos agua al no haber infiltración.

Si seguimos tirando del hilo, la calidad de esas masas de agua será mucho más baja. Pero además, cuando llueva más fuerte después del verano, al no haber árboles y vegetación, todo lo que el agua encuentra a su paso será arrastrado. Inundaciones o daños en infraestructuras serán algunas de las consecuencias que tengan lugar. A mayor intensidad del fuego en zonas con pendientes, tendremos un mayor daño.

“Ese escurrimiento llevará las partículas en suspensión y otros materiales a corrientes que van a parar a arroyos, ríos y lagos”

Por lo tanto, además de la impermeabilización, tendrán lugar pérdidas de biodiversidad y fertilidad, contaminación de aguas, o la desaparición de materia orgánica.

Formación del suelo

Asegura la FAO que para que se forme 1 cm de suelo, la naturaleza tardará entre 40 y 1000 años en lograrlo. En el dibujo que se muestra a continuación se aprecia cuál es el proceso de formación de un suelo que queda descubierto y desprotegido tras un incendio.

Foto 3

 

Tras las primeras lluvias comenzarán a aparecer los líquenes y primeras plantas herbáceas, junto con lo rebrotes de matorrales, si éstos existieran antes del fuego. Se observa que la profundidad de suelo hasta la roca madre es poca. Hablamos entonces de un suelo primitivo que, con el paso del tiempo y agentes externos naturales, se convertirá en joven.

“Para que se forme 1cm de suelo, la naturaleza tardará entre 40 y 1000 años en logarlo"

Foto 4

 

La materia orgánica va aumentando, así como algunas especies leñosas de pequeño tamaño. Con la infiltración de agua, junto con otros elementos, la roca madre se va descomponiendo y va formando suelo. Finalmente, con el paso de muchos años, pasa a la etapa de madurez. Los bosques se forman, lo ecosistemas van adquiriendo cuerpo y el suelo cada vez es más profundo. Al agua y elementos, se juntan las raíces de los árboles, las cuales ayudan a formar nuestra base de vida.

Más Información
Imagen
my image

Estabilizado el incendio de Alburquerque, que ha afectado a 650 hectáreas

Imagen
Incendio de Alburquerque

Tras una noche luchando contra el fuego, el incendio de Alburquerque evoluciona favorablemente

 

Comentarios