25 Enero 2021, 12:32
Actualizado 25 Enero 2021, 12:33

Portugal ha reelegido a Marcelo Rebelo de Sousa para ocupar la Presidencia por otros cinco años en unas elecciones inéditas marcadas por la abstención y el confinamiento impuesto por la covid-19, que golpea con dureza al país con más de 200 muertos diarios en la última semana.

Los vaticinios sobre una abstención histórica se cumplieron y la cifra superó el 60 %, según los primeros datos provisionales, pero erraron los pronósticos de quienes apuntaban una segunda vuelta.

Con alrededor del 90 % de los votos escrutados, Rebelo se apuntaba el 61,2 %, un resultado que consolida sus apoyos entre la derecha moderada y su avance entre los votantes socialistas.

Ha sido una jornada inédita, con largas filas de votantes, no tanto por la afluencia masiva a los colegios electorales sino por las medidas anticovid que ralentizaron el proceso.

Una jornada también en la que se registró un nuevo récord de víctimas por la pandemia en el país: 275 muertos y 11.721 contagios desde el sábado. Un drama que anuncia un segundo mandato difícil para Rebelo de Sousa.

 

Comentarios