20 Septiembre 2021, 12:14
Actualizado 20 Septiembre 2021, 14:39

La cuenta atrás hacia una posible fusión de Don Benito y Villanueva de la Serena ha comenzado. Lo ha hecho con una fotografía que escenifica la voluntad total de ambos ayuntamientos de que esta unión llegue a buen puerto. Una imagen de unidad total entre los alcaldes José Luis Quintana (Don Benito) y Miguel Ángel Gallardo (Villanueva de la Serena).

Una fusión que tiene como punto determinante la consulta ciudadana que se realizará entre el primer y el segundo trimestre de 2022. Esa consulta, apoyada por el ministerio de Política Territorial e, incluso, por el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sería un "hecho irreversible", aseguran los alcaldes, para demostrar la voluntad de los ciudadanos de cara a esta unión.

Para garantizar un resultado lo suficientemente holgado de apoyo, ambos regidores fijan un umbral ambicioso: la unión saldrá adelante si es aprobada por dos tercios de la ciudadanía.

Eso sí, la consulta no es vinculante. De hecho, no es necesaria. Pero ambos alcaldes la consideran fundamental para garantizarse que el proyecto de unión salga adelante y cuente con el respaldo ciudadano.

Hoja de ruta

Una consulta que todavía no tiene fecha definitiva pero que se llevará a cabo en el primer semestre del año que viene. De ser apoyada por la ciudadanía, el siguiente paso sería la disolución de ambas corporaciones municipales.

Después llegaría la elaboración de informes técnico-administrativos por parte de la Junta y de la Diputación de Badajoz. El visto bueno del Gobierno de España, a través del Consejo de Ministros, llegaría en 2023.

Ambos alcaldes se marcan un plazo de 10 años, hasta 2031, para culminar el proceso de fusión de manera íntegra. En ese año se celebrarían las primeras elecciones municipales ya como una sola ciudad.

Ninguno de los dos alcaldes actuales seguirán

Otro de los puntos a destacar es que ninguno de los dos alcaldes actuales estarán al frente del Ayuntamiento resultante. Tanto Quintana como Gallardo darían un paso al lado y se comprometen a no gobernar esa ciudad.

Para los dos alcaldes, este proceso que se inicia ahora es "una oportunidad única", dicen, para mejorar el futuro de la ciudadanía de ambas localidades y el futuro de lo más jóvenes. 

El camino hacia la consulta

Una negociaciones para comenzar los trámites de esta fusión que se han llevado en el más absoluto secreto, aseguran ambos alcaldes. Tanto José Luis Quintana como Miguel Ángel Gallardo reconocen que comenzaron las conversaciones cuando comenzó la legislatura actual. Ni siquiera lo sabían los propios concejales de sus ayuntamientos, a los que piden perdón por no haberles hecho partícipes hasta ahora.

El motivo, reconoce Miguel Ángel Gallardo, es para evitar errores del pasado. El acalde de Villanueva de la Serena asegura que, cuando se intentó algo parecido hace años, las reuniones se hacían delante de los medios y generaban expectativas que luego no se cumplían y llevaban a la frustración.

Los datos de la nueva ciudad resultante

Una vez se culmine la fusión, la ciudad resultante sería la tercera más grande de toda Extremadura y la segunda de la provincia de Badajoz, superando a Mérida con 62.863 habitantes. También sería la tercera ciudad más rica de toda la región, con un PIB de 21.120 €, sólo por detrás de Badajoz y Cáceres. La nueva urbe sería incluso la mayor potencia extremeña en sectores como la ganadería y la industria.

 

Comentarios

Alejandro (no verificado)
Lun, 20/09/2021 - 15:51

Me parece estupendo que ambas poblaciones se unan y eviten gastos en duplicidades entre otras cosas. De la misma manera pudieron haberse evitado duplicidades y gastos para todos si las ciudades de Badajoz y Cáceres hubieran seguido siendo los centros administrativos de la región, evitando la mencionada duplicidad en Mérida, nada más que porque alguien (de todos conocido) se empeñó en que así fuera.